Comparte
Anuncios

Toni Minichiello, entrenador de la campeona olímpica Jessica Ennis-Hill y otras destacadas figuras del deporte, tendrá prohibido en el futuro y de por vida entrenar a cualquier tipo de atletas, debido a su conducta sexual inapropiada y sus prácticas de acoso y de abuso emocional, informa The Guardian.

De acuerdo con un comunicado de UK Athletics (UKA), organismo rector del atletismo británico, un comité disciplinario consideró que las actuaciones y el comportamiento de Minichiello, quien fué suspendido el año pasado mientras se investigaban numerosas quejas de atletas y entrenadoras, habían tenido graves consecuencias para la salud mental y el bienestar de algunos de sus deportistas.

La investigación, adelantada por un Grupo Independiente de Gestión de Casos, descubrió numerosas transgresiones de los códigos deportivos y las leyes por parte de Minichiello a lo largo de un periodo de 15 años. Como parte de tal conducta se cuentan referencias explícitas y gestos sexuales inapropiados hacia las atletas, incluyendo la imitación ante ellas de “los genitales femeninos y el sexo oral” o decirle a una deportista “chúpame la ver***”.

Según las acusaciones, el entrenador no respetaba el derecho a la vida privada de los deportistas, a los que hacía preguntas y comentarios intrusivos sobre temas personales. Además, tocaba a las atletas de forma inapropiada y no deseadaincluso en los pechos, y parodiaba frente a ellas la actividad sexual. En general, se le acusa de comportamiento inapropiado y a veces agresivo, así como de acoso y abuso emocional.

“Suponen [las acciones del entrenador] un gran número de infracciones a las condiciones establecidas para la licencia de entrenador del UKA, durante un lapso de 15 años. Constituyen, por parte de Minichiello, graves violaciones a la confianza debida, que han tenido serias consecuencias para la salud y el bienestar mental de los atletas a su cargo”, se dice en la declaración del UK Athletics.

El organismo precisó, de otra parte, que debido a que la licencia de entrenador de Minichiello ya había expirado, no podía suspenderlo ni sancionarlo, pero no se le permitirá volver a trabajar en esta esfera. “La emisión de una licencia UKA a un entrenador es esencialmente una garantía de que los atletas a su cargo pueden confiar en él. UKA está firmemente convencida de que nunca habrá un momento en el futuro en el que sea apropiado concederle [a Minichiello] esa garantía o emitirle una licencia”, se señala en el texto.

Minichiello ha negado todas las acusaciones. “No hay forma de expresar más plenamente mi decepción por esta decisión y por el injusto enfoque de este proceso por parte de UK Athletics. Niego decididamente todos los cargos contra mí. He sido entrenador durante más de 30 años y, aunque he sido firme y exigente, no me he comportado de forma inapropiada con ninguna de mis atletas, como muchas de ellas lo confirmarían”, declaró en un comunicado. Las investigaciones sobre acusaciones graves de mala conducta son muy importantes, agregó, pero “deben llevarse a cabo con cuidado y de forma justa”. “No creo que se me haya tratado con justicia en este caso”, concluyó.

Autor

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: