Comparte
Anuncios

En la película “No mires arriba” del director Adam McKay, una sátira de 2021 sobre dos científicos que intentan en vano advertir al mundo sobre un cometa que destruye planetas, la desesperada petición de acción de los científicos finalmente no funciona.

McKay planea anunciar el martes 27 de septiembre del 2022 una donación de 4 millones de dólares  al  Fondo de Emergencia Climática , una organización dedicada a hacer llegar dinero a las manos de activistas que participan en manifestaciones disruptivas que instan a una acción climática más rápida y agresiva. Es la donación más grande que ha recibido el fondo desde que comenzó en 2019 y el regalo personal más grande de McKay. Se unió a la junta de la organización en agosto.

El cambio climático es “extremadamente alarmante, extremadamente aterrador y se está convirtiendo rápidamente en lo único en lo que pienso todos los días, incluso mientras escribo guiones y dirijo o produzco”, dijo McKay en una entrevista reciente con The Associated Press.

Desde el derrocamiento de las monarquías hasta los movimientos laborales y la era de los derechos civiles, el activismo es una fuerza “increíblemente cinética, poderosa y transformadora” que ha creado cambios a lo largo de la historia, dijo.

El Fondo de Emergencia Climática ha otorgado 7 millones de dólares a organizaciones que apoyan, en su mayoría, a activistas climáticos voluntarios en todo el mundo. Esos activistas han hecho de todo, desde marchar en las calles de Francia para instar a la gente a “mirar hacia arriba”, una referencia a la película de McKay, hasta manifestarse en el agua cerca del barco del senador de Virginia Occidental Joe Manchin sobre la necesidad de una legislación climática federal.

El objetivo del fondo es proporcionar un puente para los donantes ricos más tradicionales con activistas que buscan hacer una declaración, dos grupos que no siempre están de acuerdo, dijo Margaret Klein Salamon, directora ejecutiva del fondo y psicóloga clínica.

En cuanto al final de “ No mires arriba ”, Salamon dijo que fue una “importante intervención psicológica y cultural” que puso de manifiesto lo que está en juego en la lucha climática.

McKay, por su parte, dijo que duda en atribuir cualquier acción directa a su película. Pero él ve tanto el cine como la protesta disruptiva como acciones que cambian la cultura , lo que puede ser un paso importante para influir en la política. La película, dijo, provocó una reacción increíble en todo el mundo por parte de los espectadores comunes y científicos que han estado luchando por la acción climática durante décadas.

“Fue realmente hermoso ver a las personas que han estado peleando esta pelea por mucho más tiempo que yo realmente sintiéndose vistas”, dijo.

McKay, de 54 años, comenzó su carrera escribiendo comedias y se hizo conocido por películas como “Anchorman” y “Step Brothers“. En los últimos años, su trabajo ha adquirido un tono más político, aunque todavía se encuentra en el ámbito de la comedia, aunque oscura. Escribió y dirigió “The Big Short”, sobre el colapso financiero de 2008, y “Vice“, sobre la influencia del exvicepresidente Dick Cheney, y es el productor ejecutivo de “Succession“, el programa de televisión sobre un magnate de los medios y sus hijos que quiere hacerse cargo de la empresa.

Él dice que su propio despertar climático se produjo hace varios años cuando leyó un informe del Panel Internacional sobre el Cambio Climático que destacaba las grandes diferencias que ocurrirían si el planeta se calentara 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) en lugar de  1,5 grados  (2,7 grados ). Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales. Fue el momento, dijo, en que pasó de ser alguien preocupado por el cambio climático a alguien que lo veía como una situación peligrosa.

En los años transcurridos desde entonces, la situación solo se ha vuelto más grave, dijo, señalando la sequía del  río Colorado ,  las inundaciones en Pakistán  y  la ola de calor del verano en Europa  como evidencia de que la acción es urgente.

“Realmente creo, sin ninguna hipérbole, científicamente hablando, este es el mayor desafío, historia, amenaza en la historia de la humanidad”, dijo.

Autor

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: