Comparte
Anuncios

La Policía Nacional de Ecuador ha decidido cortar los pagos al teniente Germán Cáceres del Salto, principal sospechoso por la muerte de su esposa, María Belén Bernal Otavalo.

El comandante de la Policía, Fausto Salinas, confirmó que por la ausencia injustificada del teniente se suspendió el flujo económico por parte de la institución.

Cáceres, enrolado en la Policía desde el 2015, estaba como instructor en la Escuela Superior de Policía Alberto Enríquez Gallo, en el extremo norte de Quito.

A esa escuela acudió María Belén Bernal Otavalo el domingo 11 de septiembre del 2022. Según las versiones, ella encontró a su esposo con una cadete en una habitación y luego hubo una fuerte discusión.

Ella apareció muerta el 21 de septiembre del 2022 en el cerro Casitagua, ubicado a las espaldas de la escuela policial. Se conoce que murió por estrangulamiento y asfixia.

Con el anuncio de Salinas de suspender el flujo económico a Cáceres, eso implicaría que ya no reciba a fin de este mes su remuneración.

Como teniente de Policía e instructor de cadetes, Cáceres, de 29 años, tenía un salario de 1.798 dólares mensuales, que implicaban una remuneración anual de 21.576 dólares, según registros de la Policía.

El viernes pasado, el presidente Guillermo Lasso dijo que llevará a cabo todos los procesos legales para degradar al teniente Cáceres, porque no merece ostentar ningún rango que lo asocie con la institución policial.

Cáceres tiene préstamos importantes en Isspol y en una cooperativa de ahorros. En su declaración patrimonial registró entre sus bienes motos de marcas BMW, KTM, Z1.

La última vez que la familia de Cáceres lo vió dijo que se fue conduciendo su moto BMW. Esta estaba registrada por  17.990 dólares.

El comandante general de la Policía Nacional dijo ante la Asamblea que la institución emprendió su misión para poner a órdenes de las autoridades judiciales a todos los responsables en el caso.

Señaló que se iniciaron trece procesos administrativos por este caso: ocho contra servidores policiales técnicos operativos y cinco contra técnicos directivos por faltas muy graves, incluido el teniente Germán Cáceres. Ellos están sujetos al debido proceso acorde con el procedimiento establecido en el Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público.

Cáceres, quien está prófugo, fue incluido en la lista de los más buscados por femicidio. Por él se ha ofrecido una recompensa de hasta 20.000 dólares a quien proporcione datos para su captura.

La fiscal Diana Salazar confirmó esta semana que se solicitó a la Interpol que extienda una alerta azul y posterior alerta roja.

La noche del miércoles 28 de septiembre del 2022, medios de Lago Agrio difundieron sobre la presunta captura de Cáceres en el lado colombiano, pero eso fue desmentido por la Policía. 

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: