Comparte

Los fanáticos japoneses hicieron exactamente lo mismo en las gradas del estadio.

Anuncios

Los jugadores de selección de futbol de Japón, junto con los miembros técnicos del combinado, no se dejaron llevar por emociones tras su histórica victoria  por 2-1 ante Alemania en el Mundial de Catar y limpiaron a fondo su vestuario antes de abandonarlo, al tiempo que dejaron grullas de papel de origami y una nota de agradecimiento.

Asimismo, los seguidores del equipo nipón, que en las ediciones anteriores del torneo, como en Brasil y en Rusia, ya captaron la atención de los medios con su trabajo de limpieza de las gradas tras los partidos, esta vez tampoco rompieron con la tradición y retiraron la basura de su alrededor en el estadio Jalifa de Doha.

Desde la FIFA apreciaron tal gesto y publicaron una imagen que muestra lo inmaculado que quedó el vestuario. “Impecable. Domo Arigato [Muchas gracias]”, tuitearon desde la cuenta del organismo futbolístico mundial. 

La segunda sorpresa del Mundial, tras la caída de Argentina ante Arabia Saudita, llegó con una remontada japonesa en apenas diez minutos después de ir por detrás del marcador durante la mayor parte de la contienda y disponer de escasas ocasiones. Los dos tantos del combinado nipón corrieron a cargo de Ritsu Doan y Takuma Asano en el 75 y el 83, respectivamente.

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: