Comparte

El intercambio acordado no incluyó a otro estadounidense —Paul Whelan— detenido en Rusia bajo cargo de espionaje . 

Anuncios

Estados Unidos y Rusia intercambian prisioneros, por parte de Rusia la basketbolista estadounidense Brittney Griner que estaba detenida y sentenciada a 9 años de cárcel en Rusia por introducir aceite ce Cannabis en su equipaje en un viaje a Rusia y por parte de Estados Unidos Víktor But acusado en Estados Unidos de ser traficante de armas y condenado a 25 años de cárcel en ese país por ese deliro y otros conexos.

Ambos países difieren del estatus del prisionero que intercambiaron pues mientras Estados Unidos endilga diferentes delitos a Viktor But acusado de “conspirar para matar estadounidenses, adquirir y exportar misiles antiaéreos y brindar apoyo material a una organización terrorista” de lo cual But se declaró inocente y Moscú había criticado su sentencia en 2012 como “infundada y tendenciosa“.

Por su parte Rusia tenía detenida a Brittney Griner, que había jugado durante años para un equipo de baloncesto femenino ruso, y que estaba detenida desde febrero del 2022, cuando fue arrestada por cargos de tráfico de drogas en un aeropuerto de la región de Moscú.

En su testimonio, Griner explicó que sin darse cuenta había empacado el aceite de cannabis encontrado en su equipaje. Sin embargo, fue sentenciada a nueve años de prisión a principios de agosto y trasladada a una colonia penal en Mordovia a mediados de noviembre después de perder su apelación.

Por su parte el presidente estadounidense Joe Biden hizo una declaración sobre la situación de Brittney Griner en su Twitter: 

“Hace un momento hablé con Brittney Griner. Está a salvo. Está en un avión. Está camino a casa”, dijo  Biden en Twitter confirmando su llegada. En una conferencia desde la Casa Blanca, el mandatario añadió que Griner “está de buen humor”.

“Después de meses de estar injustamente detenida en Rusia, retenida en circunstancias intolerables, Brittney pronto volverá a estar en los brazos de sus seres queridos, donde debería haber estado todo el tiempo”, dijo Biden en la Sala Roosevelt minutos después del anuncio de la liberación de Griner.

Lo cierto es que este intercambio se logró por la intermediación de Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudita.

El intercambio acordado no incluyó a otro estadounidense —Paul Whelan— que el Departamento de Estado ha declarado incorrectamente detenido. 

Paul Whelan es un ciudadano estadounidense, irlandés, británico y canadiense, fue detenido en un hotel de Moscú en diciembre de 2018 por las autoridades rusas que alegaron que estaba involucrado en una operación de inteligencia. Fue condenado a 16 años de prisión por cargos de espionaje que ha negado con vehemencia.

Whelan está cumpliendo su sentencia en un campo de trabajo en Mordovia, a ocho horas en auto desde Moscú, donde le dijo a CNN en junio de 2021 que pasaba sus días trabajando en una fábrica de ropa que definió como un “taller de explotación”.

El único acuerdo posible

Por su parte el presidente de Estados Unidos toma la bandera por la liberación de Brittney Griner y su equipo de prensa lanzó un comunicado de prensa haciendo referencia a la labor del presidente Biden en este intercambio de prisioneros.

“El presidente Biden estuvo personalmente involucrado y en contacto constante con su equipo cuando este acuerdo se concretó en los últimos días y después de que él mismo diera luz verde para que el intercambio sea ejecutado. Las sesiones informativas, y las preguntas que Biden le hizo a su equipo, fueron constantes, dijo un alto funcionario de la administración”.

Un alto funcionario del Gobierno agregó que el acuerdo fue correcto, pero que en particular era “el único acuerdo que pudimos hacer en este momento”.

 Desde la Cancillería rusa precisaron que el intercambio de But, que cumplía una condena de 25 años por tráfico de armas en EE.UU., se completó en el aeropuerto de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos). El avión que transporta a Víktor But aterrizará en el aeropuerto Vnúkovo de Moscú.

“Washington se negó categóricamente a dialogar sobre la inclusión del ciudadano ruso en el plan de intercambio. No obstante, la Federación Rusa siguió trabajando activamente por la liberación de nuestro compatriota”, reza el comunicado oficial.

Por su parte, las autoridades de Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudita precisaron en una declaración conjunta que Griner llegó a Abu Dabi en un ‘jet’ privado tras ser liberada por Rusia.

En un mensaje tras conocerse la noticia, Biden aseguró que Washington seguirá con las negociaciones con espíritu de buena fe para liberar a Paul Whelan, un exmarine sentenciado en Rusia por espionaje. El exmilitar, detenido a finales de diciembre de 2018 por el Servicio de Seguridad de Rusia, fue condenado en 2020 a 16 años en una colonia penal de máxima seguridad por el delito imputado.

La defensora del pueblo de Rusia, Tatiana Moskalkova, precisó que tanto But como Griner fueron indultados antes del canje para no cumplir el resto de sus penas, por lo que tienen libertad de movimiento.

Víktor But fue detenido en Tailandia en 2008. Dos años después, fue extraditado a EE.UU. y acusado de intentar vender un cargamento de armas a un grupo terrorista colombiano. 

Un tribunal federal condenó en 2012 al ruso a 25 años de prisión, sin embargo, But se declaró inocente. Asimismo, desde Washington han rechazado repetidamente la petición de Moscú de deportarlo.

La deportista estadounidense fue detenida el 17 de febrero en el aeropuerto internacional Sheremétievo de Moscú tras el hallazgo de 0,702 gramos de la sustancia ilícita en su equipaje. 

Durante el juicio se declaró culpable, aunque aseguró que no tenía la intención de cometer ningún delito.

A lo largo de su carrera en la selección estadounidense, Griner se llevó el oro dos veces de la Copa Mundial del Baloncesto (2014, 2018), al tiempo que escaló a la cúspide del podio de los Juegos Olímpicos de 2016 y de 2020. 

Antes de su detención, la jugadora jugaba en el equipo de UGMK de la ciudad de Ekaterimburgo. 

¿Quién es Víktor But?

Washington empezó a investigar las actividades de Viktor But ruso a finales de los noventa.

El 6 de marzo de 2008, But fue arrestado en Bangkok (Tailandia) por agentes de los servicios especiales de EE.UU. Según las autoridades del país norteamericano, But tenía planes de vender misiles tierra-aire a las FARC colombianas que luego podrían ser usados contra militares estadounidenses. 

El 6 de mayo del 2008, EE.UU. presentó oficialmente contra él acusaciones de tráfico ilícito de armas, conspiración para asesinar a ciudadanos estadounidenses y suministro de apoyo material a terroristas.

Inicialmente, el tribunal tailandés rechazó la petición de Washington de extraditar a But, al considerar que las acusaciones en su contra no estaban probadas y que el caso tenía motivaciones políticas.

Sin embargo, But no salió de prisión, ya que la Fiscalía local recurrió la decisión judicial. El 18 de febrero de 2010, la Procuraduría de Nueva York presentó nuevos cargos en su contra, incluidos los de fraude, blanqueo de dinero y violación de las sanciones internacionales que prohíben las transferencias de armas a focos de tensión. 

El 20 de agosto del mismo año, la corte de apelación del país asiático resolvió extraditar a But, quien posteriormente fue recluido en una cárcel neoyorquina. Durante las audiencias preliminares, los abogados del empresario ruso exigieron cerrar el caso, alegando que no estaba sujeto a la jurisdicción de EE.UU.

En octubre de 2011, se inició en Nueva York un juicio en su contra, durante el cual los servicios de inteligencia admitieron que su detención fue resultado de una “operación trampa“. No obstante, un antiguo socio de But confirmó que este tenía intención de suministrar armas a la guerrilla colombiana.

Un jurado encontró a But culpable de los cuatro cargos. Su condena final de 25 años fue anunciada por el tribunal federal de Nueva York el 5 de abril de 2012.

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: