Comparte

Se cree que los acusados pertenecen al movimiento de extrema derecha Reichsbuerger (‘Ciudadanos del Reich’)

Anuncios

Cinco “miembros de una organización terrorista” han sido acusados de alta traición por la Fiscalía Federal alemana en relación con un supuesto complot destinado a derrocar al Gobierno actual con la intención de provocar una situación “similar a la de una guerra civil“.

De acuerdo con un comunicado oficial publicado este lunes 23 de enero del 2023, el 16 de enero del 2023 se presentaron cargos contra cinco ciudadanos, cuatro hombres  y una mujer, identificados como Sven B., Michael H., Thomas K., Thomas O. y Elisabeth R. Se les acusa de “fundar una organización terrorista nacional”, preparar un acto de alta traición” contra el Gobierno y “preparar un acto grave de violencia con peligro para el Estado“, entre otros cargos. Los cuatro hombres fueron detenidos el 13 de abril de 2022, mientras que la mujer fue arrestada el 13 de octubre del 2022. Todos ellos se encuentran en prisión preventiva.  

Se cree que los acusados pertenecen al movimiento de extrema derecha Reichsbuerger (‘Ciudadanos del Reich’) y actúan motivados por el convencimiento de que la Constitución y el Gobierno del país son ilegítimos. Según sus postulados, la única constitución válida es la de 1871, por lo que se debe restablecer un sistema gubernamental autoritario basado en el modelo del Imperio Alemán.

A mediados de enero del año 2022 crearon un grupo con el objetivo de “desencadenar en Alemania condiciones similares a las de una guerra civil mediante la violencia y, como mínimo, asumiendo el riesgo de víctimas mortales para provocar así el derrocamiento del Gobierno Federal y de la democracia parlamentaria”. La agrupación elaboró un plan de acción en tres fases:

  1. Se iba a producir un apagón prolongado en todo el país, provocado por los daños o la destrucción de instalaciones de infraestructuras críticas.
  2. Un alto funcionario del Gobierno, concretamente el actual ministro de Salud, Karl Lauterbach, iba a ser secuestrado.
  3. Las condiciones resultantes, similares a las de una guerra civil, debían permitir a la asociación convocar una “asamblea constituyente”, que destituiría formalmente al Gobierno anterior y nombraría a un nuevo “líder”.

Según la Fiscalía, Sven B. y Thomas O. buscaban apoyo en varios grupos de chat en Telegram desde octubre de 2021. Además, intentaron adquirir armas y explosivos para la asociación importándolas desde el territorio de la antigua Yugoslavia. Por su parte, Michael H. debía organizar una acción denominada de “bandera falsa” antes de la convocatoria de la “asamblea constituyente“, en la que un actor imitaría al presidente o al canciller del país en directo por televisión para anunciar el derrocamiento del Gobierno y el restablecimiento de la Constitución de 1871. 

No es el primer presunto complot de este tipo descubierto por las fuerzas de seguridad alemanas en los últimos meses. Así, a principios de diciembre del 2022 fueron arrestadas 25 personas bajo la sospecha de ser miembros o simpatizantes del mismo movimiento y planear un golpe de Estado.

Por Redacción CuaimaTeam

Redacción de CuaimaTeam

A %d blogueros les gusta esto: