Michael Gardner
Spread the love

El presuntamente involuntario agresor fue identificado como Michael Gardner, quien se desempeña como comisionado del condado de Ecto, en Texas.

Un hombre de 62 años podría enfrentar un cargo de abuso infantil, después de disparar accidentalmente a su nieto de 12 años mientras oficiaba una boda cerca de la ciudad de Denton, en el sureste de Nebraska (EE.UU.), informó este miércoles la agencia de noticias AP.

El presuntamente involuntario agresor fue identificado como Michael Gardner, quien se desempeña como comisionado del condado de Ecto, en Texas. Según las autoridades policiales, los hechos ocurrieron el sábado de la semana pasada, cuando el funcionario intentó disparar al aire con su revólver una bala de fogueo, con el fin de llamar la atención de los asistentes a la ceremonia.

No obstante, el arma se disparó al momento en que el hombre estaba amartillando el percutor, y el proyectil alcanzó a su nieto en el hombro izquierdo. El menor fue trasladado a un hospital local y luego al Hospital Infantil de Omaha para tratar la herida recibida. La Policía informó que la lesión no pone en riesgo la vida del niño.

Asimismo, comentó que una investigación preliminar reveló que Gardner empleó balas de fogueo caseras, que contenían pólvora negra dentro del casquillo, así como pegamento caliente para mantenerlo unido. “Lo que creemos es que el pegamento fue lo que hirió al niño”declaró el jefe adjunto de la Oficina del Alcalde del condado de Lancaster, Ben Houchin.

Houchin agregó que Gardner se entregó a las autoridades el pasado lunes 2 de octubre del 2023 e inmediatamente fue arrestado bajo sospecha por un delito grave de abuso infantil, al disparar irresponsablemente un arma de fuego y herir a alguien. Gardner fue puesto en libertad después de pagar una fianza de 1.000 dólares.

No obstante, en la audiencia celebrada el martes 3 de octubre del 2023 los fiscales del condado de Lancaster no acusaron al funcionario texano de ningún delito, asegurando que decidirán qué cargos presentarán en su contra en una comparecencia que tendrá lugar el próximo 3 de noviembre del 2023

El fiscal adjunto en jefe, Chris Turner, reconoció que esta situación va en contra de las normas, puesto que la lectura de cargos se realiza normalmente unos días después de la audiencia. “Todavía estamos investigando“, señaló.

Según medios locales, en caso de que se encuentre culpable a Gardner por el delito señalado, podría enfrentar una pena de tres años de prisión o una multa de 10.000 dólares. Por su parte, Michael Gardner manifestó que un cargo por un delito grave podría poner fin a su carrera como comisionado, ya que en caso de ser inculpado no podrá ser elegido para ese cargo.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *