Madre con bebé recién nacida foto ilustrativa Pinterest
Spread the love

los recién nacidos prefieren la voz de su madre sobre otras voces femeninas, además de que muestran preferencia por el idioma que hablaba su progenitora durante el embarazo.

Un grupo de investigadores italianos concluyó que los bebés tienen cierta exposición al idioma hablado por su madre incluso antes de su nacimiento, tras observar cambios específicos en su actividad cerebral, informó el pasado jueves 23 de noviembre del 2023 la Universidad de Padua (Italia).

Se tiene documentando que la adquisición del lenguaje empieza durante el embarazo, debido a que el feto comienza a escuchar los sonidos que se propagan en el útero materno entre las 24 y 28 semanas de gestación, aunque de manera distorsionada.

Por otro lado, se sabe también que los recién nacidos prefieren la voz de su madre sobre otras voces femeninas, además de que muestran preferencia por el idioma que hablaba su progenitora durante el embarazo. No obstante, se desconocían los procesos neuronales que permiten al cerebro en desarrollo aprender de la lengua escuchada prenatalmente.  

“Nos preguntamos cómo cambia la actividad cerebral de los recién nacidos después de escuchar frases en su propia lengua o en otras lenguas y planteamos la hipótesis de que estos cambios son la base neuronal del aprendizaje de la lengua materna”, indicaron los científicos.

Los recién nacidos recuerdan el idioma de su madre

En un nuevo estudio publicado en la revista Science Advances, se reportaron las mediciones de la actividad neuronal, obtenidas mediante electroencefalograma, de 33 bebés que fueron sometidos en su gestación a estimulaciones del habla. Estos estímulos consistieron en grabaciones de oraciones en francés, su idioma materno, así como en español e inglés, lenguas desconocidas para ellos.

Los expertos descubrieron que los recién nacidos mostraban una alta actividad cerebral al momento de escuchar el francés, lo que no ocurrió con el español o el inglés. La profesora Judit Gervain explicó que la exposición a la lengua materna desencadena en el cerebro de los infantes complejos procesos cerebrales asociados con el aprendizaje de idiomas.

No obstante, destacó que estos procesos eran de menor intensidad cuando los recién nacidos escuchaban otra lengua, por lo que se llegó a la conclusión de que sus cerebros estarían estructurados para recordar y responder de forma diferente al idioma que escucharon antes de nacer. Esto los podría ayudar en sus primeras etapas de aprendizaje del habla.

Por último, los especialistas detallaron que, para futuras investigaciones, se deberá analizar si estos cambios neuronales ocurren solo en el lenguaje o también al escuchar música a la que estuvieron expuestos mientras estaban en el útero materno.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *