Pancakes
Spread the love

Actualmente, el hombre se enfrenta a cargos de asesinato en segundo grado y está detenido sin derecho a fianza

La Policía investiga a Steven Schwartz, de 85 años, por matar a su esposa, Sharron Hilda Schwartz, de 81 años, después de negarse a comer los panqueques que ella le había preparado en su casa, en Washington, el pasado domingo 10 de diciembre del 2023, informa el diario estadounidense The New York Post.

Según el comunicado de la Policía Metropolitana, los agentes respondieron a una llamada que alertaba de un apuñalamiento. Agentes del cuerpo policial se desplazaron al apartamento de los Schwartz, y al entrar hallaron a una mujer con heridas y un hombre “con lesiones autoinfligidas”. “Ambos fueron trasladados a hospitales locales para recibir tratamiento, donde la mujer falleció”, indica el informe. Mientras tanto, tras ser dado de alta del centro sanitario, Steven fue detenido y puesto en prisión preventiva sin derecho a fianza.

Actualmente, el anciano se enfrenta a cargos de asesinato en segundo grado.

Los cónyuges estaban desayunando cuando se produjo la pelea. Anteriormente, Steven había perdido 20 kilogramos debido a trastornos físicos y psiquiátricos, y su esposa estaba ayudándole a ganar peso, por eso preparó los panqueques.

Steven se negó a comerlos, pero su esposa siguió insistiendo, lo que provocó una pelea. Supuestamente, en medio de la disputa, el hombre cogió un cuchillo y apuñaló a Sharron por la espalda.

Los vecinos que oyeron los gritos llamaron al hijo de la pareja, que llegó unos minutos después.

La apuñalé a ella y luego a mí mismo“, dijo Steven a su hijo antes de entregarle el cuchillo. Más tarde, al llegar la Policía, el anciano agarró otro cuchillo y se apuñaló a sí mismo en el abdomen. “Tengo tantas ganas de morir […] Ella no se merece esto, yo me lo merezco, ella no“, dijo Steven a los policías, agregando que no recordaba nada.

Schwartz describió a su esposa como “una especie de capataz”, pero admitió que lo hacía porque “lo amaba tanto que quería que él estuviera bien y que quería que su compañero y protector regresara”, afirman los documentos.

Según los informes, Sharron le empujó los panqueques después de enterarse de que no planeaba desayunar porque se había comido un cuarto de dona Krispy Kreme el día anterior.

Schwartz cedió, pero rápidamente cambió de opinión, lo que desató la discusión mortal.

“Lo siguiente que escuchó fue un plato estrellándose contra la pared”, dice la declaración jurada.

Fue entonces cuando Schwartz supuestamente agarró un cuchillo de trinchar de un taco de carnicero y lo hundió en la espalda de Sharron.

Tanto él como su esposa fueron trasladados de urgencia al hospital, donde se anunció el fallecimiento de Sharron.

Un informe de la autopsia descubrió más tarde que la apuñalaron una vez en la espalda y que la hoja le atravesó el corazón. 

Schwartz fue dado de alta del hospital y arrestado el jueves por asesinato en segundo grado mientras estaba armado, anunciaron los fiscales federales.

“El acusado no quería comer los panqueques que ella hizo y la apuñaló por la espalda”, dijo el Fiscal Federal para el Distrito de Columbia en un comunicado.

Se declaró inocente del delito, a pesar de sus supuestas confesiones en los momentos posteriores al crimen.

Schwartz quedó en prisión preventiva sin derecho a fianza.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *