Spread the love

El diplomático honorario fue secuestrado por al menos 15 individuos encapuchados, ataviados con uniformes similares a los de la Policía Nacional de Ecuador.

Desde el pasado sábado 16 de diciembre del 2023 , un manto de incertidumbre cubre el caso del secuestro de Colin R. Armstrong, cónsul honorario del Reino Unido en Guayaquil, Ecuador y directivo de la reconocida empresa agricola ecutoriana Agripac

El drama se desencadenó en el lujoso rancho Rodeo Grande, situado en Los Ríos, Ecuador, cuando un grupo criminal perpetró el secuestro del diplomático británico.

Desde entonces, las autoridades del Reino Unido y Ecuador han unido esfuerzos para esclarecer lo ocurrido. El director de la Policía de Ecuador, César Augusto Zapata, junto con la Unidad Antisecuestro y Extorsión (UNASE), lideran las investigaciones.

Colin R. Armstrong, según la información recopilada, frecuentaba el lujoso rancho, propiedad que limita con otras a su nombre. El diplomático honorario fue secuestrado por al menos 15 individuos encapuchados, ataviados con uniformes similares a los de la Policía Nacional de Ecuador.

 En el hecho también resultó raptada su acompañante, identificada como Katherine Paola Santos, supuestamente de nacionalidad colombiana.

La trama se complica aún más con la afirmación del asambleísta ecuatoriano Ricardo Vanegas, quién, a través de sus redes sociales, insinuó que Santos, presuntamente nacida en Barranquilla, habría tenido un papel mucho más importante en la ejecución del crimen, por lo cual ahora está siendo investigada por las autoridades ecuatorianas.

Y es que la misteriosa actitud de la colombiana ha generado sospechas después de haber sido rescatada por medio de un operativo que se desarrolló en total secreto por las autoridades, tomó la determinación de cerrar todas sus redes sociales.

De acuerdo con Vanegas, Santos podría haber participado activamente en el secuestro. Además, afirmó sobre Katherine que “fue haciéndose cirugía hasta tomar apariencia femenina y que su nombre es Alberto Santos”.

Videos en posesión de las autoridades ecuatorianas revelan el asalto al rancho, donde los criminales, con extrema violencia  sometieron a los trabajadores hasta llegar a la habitación de Armstrong y su acompañante. 

Ambos fueron subidos al vehículo del cónsul, un BMW de placa diplomática y salieron con rumbo desconocido .

Aunque el paradero del diplomático británico aún es desconocido, la policía logró rastrear el vehículo hasta la vía al cantón Samborondón en Guayas. La concentración de la búsqueda en esta zona se intensifica, con la colaboración de la inteligencia británica en la investigación para encontrar al cónsul honorario.

Las fotos y videos que circulan, especialmente la llegada de Katherine Paola Santos a la hacienda del hijo del diplomático después del secuestro, plantean interrogantes adicionales, incluyendo la especulación sobre la posibilidad de un chaleco bomba y su presunta participación en la exigencia de un rescate.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *