Spread the love

El balance fue ofrecido hoy lunes 22 de enero por el Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, en declaraciones televisadas desde su despacho en Caracas, donde detalló los nombres de los implicados, “todos convictos y confesos” en los cinco casos que se han planificado desde mayo de 2023.

Un total de 32 personas han sido detenidas en Venezuela por estar presuntamente involucradas en al menos cinco planes conspirativos contra el orden constitucional en ese país suramericano.

El balance fue ofrecido hoy lunes 22 de enero por el Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, en declaraciones televisadas desde su despacho en Caracas, donde detalló los nombres de los implicados, “todos convictos y confesos” en los cinco casos que se han planificado desde mayo de 2023.

Tarek William Saab

En estos planes, indicó Saab, se tenía como objetivo asesinar al presidente, Nicolás Maduro, al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, al gobernador del Táchira, Freddy Bernal, entre otros líderes y funcionarios gubernamentales. “Yo lo llamo una conspiración continuada. Han intentado cinco acciones terroristas para bañar de sangre a Venezuela”, señaló el fiscal.

El fiscal, quien calificó estos eventos como una “conspiración continuada“, detalló el número de detenidos en cada uno de los casos descubiertos por la inteligencia venezolana y los cuerpos de seguridad. Por el primer caso, develado en mayo de 2023, hay 11 personas acusadas: Uaiparu Guerere López; Manuel Gedler; José Ignacio Moreno; Willians Caña; Sarkis Sako; Nelson Villasmil; Ricardo Marcano; Wilmer Soto; Rafael Dum; Luis Alvarado y Franklin Alvarado.

Todos los involucrados fueron imputados por los delitos de resistencia a la autoridad, lesiones personales graves, daños a la propiedad, conspiración, traición a la patria, revelación de secretos militares, tráfico ilícito de armas y municiones. Además, por ese evento, en el que se pretendía asesinar a Maduro y Padrino, hay otras tres personas solicitadas con orden de aprehensión que aún no han sido capturadas.

“Espionaje Guasdualito”

Sobre el segundo evento descubierto, investigado como “Caso: Espionaje Guasdualito”, las autoridades descubrieron que un grupo de civiles y policías venezolanos operaban bajo el mando de una organización de inteligencia extranjera que realiza reuniones “clandestinas” en Bogotá, Colombia, para captar a agentes de seguridad en Venezuela.

El objetivo de este plan, además de ejecutar magnicidios, también incluía que los involucrados dieran información confidencial sobre la seguridad presidencial, unidades militares y actos políticos, para así planificar atentados contra Maduro, otros líderes, los sistemas de armas de la Fuerza Armada venezolana y causar terror en la población.

Por esta trama se encuentran tres ciudadanos privados de libertad: Douglas Ruiz; Jesús Rodríguez y Rolando Rojas, quienes fueron imputados por los delitos de terrorismo, traición a la patria, conspiración con gobiernos extranjero, revelación de secretos militares y asociación.

Otras conspiraciones

Otro caso develado fue denominado por la fiscalía como “Conspiración La Viñeta”, que también tenía como misión matar a Maduro y al ministro Padrino. Por este plan están presos: José Gregorio Montiel; José Daniel Mendoza; José Antonio Moreno; Audelino Bermúdez y Jonathan Abache, acusados por traición a la patria, conspiración, terrorismo y asociación.

El cuarto plan es investigado con el expediente “Caso Fortunato”. Por este hecho fue detenido el ciudadano José Fortunato Guerrero Rojas, en el municipio José María Semprún del estado Zulia, cuando ingresaba de forma irregular a Venezuela para realizar presuntas actividades de espionaje y terrorismo.

Según Saab, Fortunato, buscaba información detallada, como nombres de pilotos y del personal militar para enviarla a la agencia de inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés). Por este hecho, están también detenidos: Daniel Rivas; Jholmar Cárdenas; Jesús Alberto García y Edgar Carrillo, todos imputados por terrorismo, traición a la patria, conspiración con gobiernos extranjeros y asociación.

La quinta conspiración

Saab comentó que el quinto plan sedicioso, que han llamado “Brazalete blanco”, como lo denominaron sus creadores, se trata de la contratación de “asesinos seriales” para matar al gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal, una región que es fronteriza con Colombia.

El fiscal detalló que por este caso fue detenido en una zona rural cerca de la frontera, el pasado 16 de enero del 2024, el exmilitar Ángelo Julio Heredia Gervacio, quien tenía dos órdenes de captura, una civil y otra militar. A este hombre se le encontró en su teléfono móvil contenido que certifica que participaba en un plan para asaltar la Brigada 21 de Infantería Motorizada del estado Táchira.

El objetivo era apoderarse del parque de armas de ese cuerpo militar para luego asesinar a Bernal. Por este plan han sido detenidos: Guillermo Enrique César Siero; Tomás Martínez Macías; Carlos Jesús Sánchez Vázquez; Ronald Alejandro Ferrer Vera; Guillermo Henry César Siero; Tomás Martínez Chico y Diana Desiree Victoria Justo.

Órdenes de captura

Entre tanto, el fiscal Saab informó que desde el pasado 19 de enero del 2024, su despacho solicitó al Tribunal 2° de Control contra Terrorismo la emisión de 14 órdenes de captura en contra de militares y civiles involucrados con la conspiración continuada.

Entre las personas solicitadas por las autoridades venezolanas se encuentran: Tamara Sulay Sujú; Wender Villalobos; Norbey Marin; María Sebastiana Barraez; Mario Carratú Molina y José Antonio Colina.

A este grupo de solicitados se les investiga por los delitos de traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de tentativa en la persona del Presidente de la República, y homicidio intencional calificado en grado de tentativa en la persona del gobernador del estado Táchira, terrorismo y asociación.

Maduro activa el Plan ‘Furia Bolivariana’

Luego que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunciara los planes conspirativos contra el orden constitucional en su país, puso en marcha el Plan ‘Furia Bolivariana’, un operativo de seguridad e inteligencia de carácter “cívico, militar y policial”, que busca prevenir y enfrentar conspiraciones extranjeras que pretenden generar acciones violentas y sediciosas contra el Gobierno y sus instituciones.

“Como conocemos al ganado, estamos obligados a activar el Plan Furia Bolivariana, barrio por barrio, cívico, militar, policial, para enfrentar cualquier intentona terrorista el día que sea, en la madrugada que sea, se presente como se presente”, dijo Maduro a finales de la semana pasada al dar detalles sobre las “conspiraciones” que la inteligencia venezolana descubrió en 2023.

Maduro detalló que ―como históricamente ha sucedido― estos planes conspirativos contra su Gobierno son gestados por “grupos mayameros” de extrema derecha, con apoyo de las agencias estadoundenses CIA, DEA, y funcionarios de inteligencia del Ejército de Colombia, que incluyen en su cartel a “periodistas conspiradores” que forman parte de la plantilla de un medio “extremista” con sede en Miami, Florida, llamado El Venezolano TV (EVTV).

El presidente venezolano comentó que entre los comunicadores que forman parte de la plantilla de ese canal ―”que es financiado por Juan Guaidó”― están varios “‘influencers’ de ultraderecha” como Carla Angola y Leopoldo Castillo, que son la parte más visible de ese grupo “extremista” que está “preparado por la CIA, por la DEA y por funcionarios de inteligencia del Ejército colombiano que se prestan para este tipo de acciones”, dijo.

“Le avisé al gobierno colombiano que la base de la CIA en Colombia, establecidas durante los gobiernos de (Álvaro) Uribe, (Juan Manuel) Santos e Iván Duque, sigue actuando de manera secreta e impune conspirando contra Venezuela, que la base de la DEA en Colombia y sus funcionarios principales siguen actuando, junto a los grupos del narcotráfico, conspirando contra Venezuela”, indicó Maduro.

El presidente venezolano recordó que la CIA y la DEA han estado continuamente detrás de planes desestabilizadores en su país, como fueron el plan magnicida en agosto de 2018, cuando intentaron explotar drones contra la tribuna presidencial en un acto militar en Caracas; la ‘Operación Gedeón’, con incursión de mercenarios en 2020, entre otras acciones sediciosas generadas entre la ultraderecha de EE.UU. y Colombia.

Tarek William Saab

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *