Spread the love

El fiscal del caso lo presentó de una manera bien negativa en el juicio por narcotráfico que se está llevando en New York

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández fue descrito hoy miércoles 21 de febrero del 2024 por un fiscal estadounidense al inicio de su juicio por narcotráfico como un político corrupto que permitió que los mayores narcotraficantes de su país impulsaran su ascenso al poder, pero su abogado defensor lo describió como un Líder heroico que trabajó con las autoridades estadounidenses para luchar contra el tráfico de drogas.

Hernández fue juzgado en un tribunal federal de Manhattan dos años después de su arresto y extradición a Estados Unidos para enfrentar cargos de tráfico de drogas y armas después de haber servido como presidente de la nación centroamericana de 2014 a 2022.

Juan Orlando Hernández, expresidente hondureño acusado de narcotráfico en Estados Unidos

Durante dos mandatos , Hernández a menudo fue visto por Las administraciones demócratas y republicanas como beneficioso para los intereses estadounidenses en la región.

El fiscal federal adjunto, David Robles, señaló brevemente a Hernández, sentado con traje en la mesa de la defensa, mientras afirmaba que el expresidente se vendió a los narcotraficantes a cambio de su ayuda para asegurar su éxito político.

Durante años, trabajó mano a mano con algunos de los narcotraficantes más grandes y violentos de Honduras para enviar tonelada tras tonelada de cocaína aquí a Estados Unidos, traficantes que impulsaron su ascenso al poder con millones de dólares en sobornos”, Robles dijo, citando al poderoso Cartel de Sinaloa en México entre los aliados de Hernández

A cambio, dijo el fiscal, abusó de su poder para reclutar al ejército hondureño, su policía y su sistema de justicia para proteger y apoyar a los narcotraficantes.

En un momento, Hernández incluso se jactó en una reunión con narcotraficantes de que “juntos iban a meter la droga en las narices de los gringos, de los estadounidenses”, dijo Robles.

Sin embargo, el abogado defensor Renato Stabile dijo que Hernández se postuló por primera vez como congresista en representación de su provincia rural de origen en el oeste de Honduras porque quería librar a su país del flagelo del tráfico de drogas. Se convirtió en presidente del Congreso Nacional antes de convertirse en presidente.

Stabile advirtió a los miembros del jurado que desconfíen de los testigos del gobierno, en particular de varios hombres que habían matado a decenas de personas y que esperan que su testimonio les garantice indulgencia en la sentencia.

“Si miran alrededor de esta sala, la cantidad de personas que han matado es probablemente mayor que la de todos los que están sentados aquí en este momento”, dijo al jurado en la sala abarrotada, diciendo que algunos de los testigos que verán habían torturado a personas y matado a niños.

“Estas son personas depravadas. Estos son psicópatas. Estas son personas que no son dignas de su confianza y creencia”, dijo Stabile.

El abogado dijo que Honduras era la capital mundial del asesinato un año antes de que Hernández asumiera la presidencia y redujera la tasa de asesinatos en más del 50% mientras se enfrentaba a las pandillas y los cárteles de la droga.

Stabile dijo que su cliente acordó extraditar a dos docenas de personas a Estados Unidos para enfrentar cargos criminales, aunque tres personas escaparon.

“Señor Hernández no se sentó con los narcotraficantes, se enfrentó a ellos”, dijo el abogado defensor Stabile

El abogado defensor dijo a los jurados que escucharán mucho durante el juicio sobre el hermano del expresidente, Juan Antonio “Tony” Hernández, un excongresista hondureño que fue sentenciado en 2021 en un tribunal federal de Manhattan a cadena perpetua por narcotráfico

Los fiscales dicen que Tony Hernández obtuvo y distribuyó millones de dólares en sobornos de narcotraficantes entre 2004 y 2019 para los políticos de su país, incluido un millón de dólares del notorio capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán para su hermano, el expresidente Juan Orlando Hernández

El expresidente fue arrestado en su casa de Tegucigalpa, la capital hondureña, en febrero de 2022 —apenas tres meses después de dejar la presidencia— y extraditado a EE.UU. en abril de ese año.

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández cuando fue detenido y extraditado de Honduras a Estados Unidos acusado de narcotráfico

Ilustración de Juan Orlando Hernández durante el juicio

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *