Spread the love

Una brutal agresión sexual contra una mujer de 28 años ha conmocionado a la sociedad española.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 8 de marzo del 2024-el mismo día en el que miles de personas salieron a las calles por el Día de la Mujer- en el municipio de Albelda de Iregua, en la provincia de Logroño.

La víctima fue sacada por la fuerza de su vivienda y trasladada violentamente hasta un descampado cercano.

La víctima y su pareja

Todavía no está claro si en la agresión participaron una o varias personas. La familia de la mujer dice estar segura de la mujer estaba vigilada, porque poco después de que su pareja saliese de casa para hacer un recado, un hombre llamó a la puerta y se la llevó. 

El novio regresó poco tiempo después y escuchó gritos que provenían del descampado. “Le habían hecho de todo, le habían dado con un ladrillo en la cabeza, tenía todo el cuerpo marcado por todos lados. Quería hacerla daño y marcarla en sus partes”, explicó el novio a la cadena de televisión Telecinco.

La pareja culpó de lo ocurrido al exnovio de la joven, al que ella había denunciado por malos tratos.

“La quería matar porque por lo que me ha contado Raquel [nombre de la víctima], le decía: ‘Tú no vas a denunciar, tú no vas a denunciar, no vas a ir al juicio'”, aseveró.

“El alcalde pide cautela”

Soledad Cerrillo, tía de la chica, corroboró esta versión. “Hace un año la violaron y la pegaron, denunció muy tarde, y ahora han ido a por ella para que no siga con la denuncia“, señaló.

“Pero lo peor no es lo físico, que se le va a curar al final, lo peor son las heridas morales que no se la van a curar nunca. A ver si hace algo alguien, porque ¿qué protección tenemos?, estamos cogidos de pies y manos. A ese señor, si me lo cruzo por el pueblo, no le puedo decir nada porque igual me la cargo yo. Imaginaos la impotencia”, aseveró.

El tío de la joven, José Luis Gómez, pidió que el supuesto agresor sea detenido lo más rápido posible para evitar que “alguien se tome la justicia por su mano, por venganza”.

Son muchos los vecinos de la localidad que piensan lo mismo, por eso, el alcalde de Albelda, Sergio Ochagavía, les pidió que “sean cautos“. “Se escuchan muchos rumores, que pueden hacer mucho daño, y solo puedo pedir cautela y que se deje trabajar a la Guardia Civil“, indicó el político, quien hizo hincapié en la necesidad de que la investigación “se lleve a la mayor celeridad posible para dar con el culpable o los culpables cuanto antes”.

Por su parte, la delegada de Gobierno, Beatriz Arraizaseguró que la Guardia Civil trabaja en la investigación y que se espera que en breve haya detenciones. 

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *