Spread the love

El propietario del automóvil afectado confirmó que se encuentra a salvo, informan medios locales.

Un hombre que conducía por una carretera de Taiwán fue testigo de una avalancha de rocas provocada por el fuerte terremoto de 7,5 que sacudió ayer miércoles 3 de abril del 2024 la costa oriental de la isla.

Una cámara interior de su vehículo registró cómo, de repente, un conductor que transitaba un poco más adelante se detiene y comienza a retroceder sin razón aparente. De inmediato, una nube de polvo se levanta y desde una ladera contigua empiezan a caer rocas de todo tamaño.

Una de ellas, enorme y rodando a toda velocidad, impactó violentamente contra el automovil que retrocedía a toda prisa, dejándolo destruido.

Estuvo a punto de aplastarlo y por poco lo arrastra hacia una pendiente. Mientras tanto, los demás automóviles que estaban en la escena continuaron su marcha atrás para evitar correr con la misma suerte.

El propietario del automóvil afectado confirmó que se encuentra a salvo, informan medios locales.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *