Médicos operando foto ilustrativa
Spread the love

El médico Dany Ferlandi Chocooj Coy pidió ser juzgado por la figura de aceptación de cargos.

Ayer miércoles 13 de septiembre del 2023 se efectuó en Guatemala la audiencia de etapa intermedia del caso en el que cuatro médicos son señalados de supuestamente haber extraído de forma ilegal uno de los riñones de una paciente.

Según la investigación, la paciente consultó a su médico general, quien la refirió a unos especialistas que le detectaron una masa benigna que le causaba molestias y la persona fue sometida a una cirugía.

Sin embargo, luego de la cirugía la paciente siguió con molestias en su salud y se determinó que la masa benigna no había sido retirada al contrario, le fue extraído el riñón sano.

El Ministerio Público guatemalteco (MP) solicitó el sobreseimiento del médico Orlando Rodas Pernillo, mientras que el médico Dany Ferlandi Chocooj Coy pidió ser juzgado por la figura de aceptación de cargos.

Esta audiencia de aceptación de cargos se efectuó a puerta cerrada y Chocooj Coy fue condenado a un año de prisión por lesiones culposas, pero la pena se le reduce a seis meses. También fue condenado a un año de inhabilitación.

La audiencia se celebró en el Juzgado de Primera Instancia Penal con Competencia Especializada en Delitos de Trata de Personas del departamento de Guatemala. Queda pendiente que el juzgado resuelva en el caso de los otros dos médicos.

El 14 de marzo de 2023, a solicitud de la Unidad contra Estructuras Criminales y Casos Especiales de la Fiscalía contra la Trata de Personas, los médicos Mario René Bolaños Porras, Dany Ferlandi Chocooj Coy, Ángel David Valdez Vargas y Orlando Rodas Pernillo, fueron ligados a proceso penal.

Autoridades informaron en esa ocasión que los cuatro enfrentarían proceso penal por el delito de disposición ilegal de órganos o tejidos humanos.

Según el MP, estas personas están vinculadas con la extracción ilegal de un riñón a una paciente a quien se le diagnosticó extracción de glándula suprarrenal, para justificar la intervención.

El caso

Una mujer de 62 años llegó a un centro asistencial de Guatemala para someterse a una intervención quirúrgica que requería después de que se le detectara un fibroma medular que debía ser extraído. Días después, sintió que algo no estaba bien con la operación y regresó a la clínica para revisión.

La información que le dieron la dejó desconcertada. No la intervinieron para quitarle el fibroma medular, sino que le habían extraído un riñón, sin su consentimiento.

“Sentí molestias después de la intervención, y por eso regresé a que me revisaran”, denunció la mujer ante el MP. El 22 de mayo de 2022 comenzó la investigación, según han confirmado autoridades del ente investigador y la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *