Spread the love

En el incidente murieron electrocutados los padres y un tío del niño, publicaron medios locales

La ola de frío polar que desde hace varios días afecta a Estados Unidos provocó un accidente en el que estuvo a punto de perder la vida un bebé de 9 meses, al que salvó una joven de 18 años en Portland, Oregon.

Sin embargo, en el incidente murieron electrocutados los padres y un tío del niñopublicaron medios locales.

El portavoz del Departamento de Bomberos y Rescate de Portland, Rick Graves, y Majiah Washington, en Portland, EE.UU., el 18 de enero de 2024.Jenny Kane / AP

El miércoles 17 de enero del 2024, Majiah Washington vio un destello de luz desde una ventana de su casa. Luego se dio cuenta que una línea eléctrica había caído sobre la camioneta de sus vecinos durante una tormenta de hielo y un árbol había sido derribado.

Ante la situación, una mujer le pidió a su novio que llevara al bebé, llamado Nahmir, desde el vehículo hacia un lugar seguro, pero cuando lo tenía en brazos  patinó y su pie tocó el cable eléctrico, recibiendo una descarga mortal.

Según contó Washington, la madre del bebé, Tajaliayh Briggs, de 21 años y embarazada de seis meses, corrió hacia él para recogerlo, pero resbaló y murió electrocutada. Instantes después, uno de sus hermanos, Ta’Ron Briggs, de 15 años, también falleció en el incidente.

En medio de ese caos, la joven testigo percibió que el menor seguía con vida encima del cuerpo de su padre. “Sabía que tenía que hacer algo, porque el bebé empezó a moverse. Era el único que seguía moviéndose. Estaba moviendo la cabeza”, contó.

En ese momento decidió socorrerlo, pese a que el operador del 911, al que había llamado, le pedía que se mantuviera a salvo: “Lo único en lo que podía pensar era que él todavía seguía aquí. No pensaba: ‘Oh, puedo electrocutarme’. Pensaba: ‘Necesito agarrar a ese bebé‘”.

Entonces, avanzó agachada para no patinarse y llegar al niño. Cuando lo alcanzó, lo envolvió y lo llevó a un lugar seguro hasta que fue trasladado al hospital, donde lo atendieron y se comprobó que estaba bien. “No puedo creer lo que sucedió. Es difícil de entender”, expresó.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Bomberos y Rescate de Portland, Rick Graves, comentó que no entendía cómo Washington no se había electrocutado y reveló qué les dijo la joven a los brigadistas: “Solo hice lo que cualquier persona en su sano juicio haría“.

“Afortunadamente tenemos con nosotros a un niño que podrá prosperar y hacer lo posible para seguir adelante”, dijo Graves, y agregó que sigue con vida “en parte, gracias a los actos heroicos” de la joven.

Nahmir y Majiah Washington

Majiah Washington

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *