Spread the love

Bujji Aamma, de 52 años, de Berhampur, India, sufrió quemaduras en la mitad de su cuerpo en un incendio doméstico el pasado 1 de febrero del 2024 y fue tratada en el MKCG Medical Collage and Hospital

Según los informes, una mujer india gravemente quemada que se creía muerta se despertó en un auto fúnebre momentos antes de ser incinerada.

Bujji Aamma, de 52 años, de Berhampur, India, sufrió quemaduras en la mitad de su cuerpo en un incendio doméstico el pasado 1 de febrero del 2024 y fue tratada en el MKCG Medical Collage and Hospital, informó el Times of India .

Ella empeoró después de ser dada de alta, pero su familia en dificultades no podía permitirse llevarla a otro hospital, dijo el medio.

Ayer lunes 12 de febrero del 2024, Aamma no abrió los ojos y no mostraba signos de respirar.

“Pensamos que estaba muerta e informamos a otros en la localidad que prepararan un auto fúnebre para llevar el cuerpo al lugar de cremación”, dijo al periódico su marido, Sibaram Palo, de 54 años.

Una mujer, K Chiranjibi, de 50 años, que acompañaba a la mujer en el auto fúnebre, dijo que casi habían terminado de montar la pira funeraria cuando hicieron el impactante descubrimiento.

En ese momento, Bujji abrió los ojos y respondió a nuestras llamadas”, dijo Chiranjibi al medio, y agregó que los lugareños habían contribuido con el costo de la cremación.

“Al principio estábamos asustados porque nunca habíamos visto un incidente así, aunque habíamos oído algunas historias”, dijo.

El conductor del auto fúnebre, Khetrabashi Sahu, dijo que lo llamaron para llevar a la mujer, que estaba muy viva, de regreso a su casa en el mismo vehículo.

Una fuente del centro de cremación dijo al medio que los residentes locales no necesitan tener un certificado de defunción para realizar los últimos ritos de un familiar, pero que sí es obligatorio para los forasteros.

Los incidentes de personas a las que se les encuentra respirando después de ser declaradas muertas son raros, pero no inauditos.

En febrero de 2023, una mujer de 83 años aparentemente también resucitó de entre los muertos en Long Island, New York, después de ser declarada muerta en el Centro de enfermería y rehabilitación Water’s Edge en Port Jefferson.

Después de ser transportada a la funeraria OB Davis en Miller Place, se descubrió que la mujer respiraba.

Los trabajadores de la funeraria hicieron el impactante descubrimiento y la octogenaria no identificada fue llevada a un hospital del área, dijo la policía del condado de Suffolk. 

No estaba claro si la mujer fue declarada muerta por error o si experimentó un episodio médico que podría haber contribuido a su aparente resurrección.

El caso fue remitido a la Fiscalía General del estado de New York para su investigación. Su estado no estuvo disponible de inmediato.

La semana pasada, un asilo de ancianos de Iowa recibió una multa de 10.000 dólares por  declarar muerta de manera similar a una paciente de cuidados paliativos  y enviarla a una funeraria cuando en realidad estaba viva.

Un empleado de la funeraria abrió la bolsa para cadáveres en la que se encontraba la mujer de 66 años y la encontró “sin aliento”. El empleado llamó al 911 y la mujer fue transportada a un hospital cercano, donde se confirmó que respiraba, pero no respondía.

Fue devuelta a un centro de cuidados paliativos y murió dos días después rodeada de familiares.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *