Spread the love

Siobhian Brown, ministra de seguridad comunitaria de Escocia (Reino Unido), no descartó que J.K. Rowling, autora de la serie de libros ‘Harry Potter’, pueda ser arrestada por realizar declaraciones que discriminan a las mujeres transgénero, informó este lunes The Telegraph.

Inicialmente, Brown afirmó que el error de género, por ejemplo, llamar ‘él’ a una mujer trans, “en absoluto” infringiría la legislación. Sin embargo, después de ser cuestionada con solicitudes de que Rowling fuera procesada admitió que sería la Policía la que decidiría.

La ministra explicó que, en virtud de la entrada en vigor de la Ley de Delitos de Odio y Orden Público, recientemente promulgada en Escocia, ese tipo de declaraciones podría “denunciarse e investigarse. Si la Policía piensa o no que se trató de un delito, eso depende de la Policía de Escocia“. La citada ley prohíbe el odio por motivos de edad, discapacidad, raza, religión, orientación sexual e identidad transgénero.

Rowling desafía su arresto

Por su parte Rowling, que actualmente vive en Edimburgo, ha desafiado a la Policía a que la arreste después de afirmar en la red social X, esta jornada, que 10 mujeres trans de alto perfil son hombres. Rowling publicó fotografías de estas personas, algunas condenadas por abuso sexual, inclusive de niños, e ironizó sobre sus afirmaciones de que son mujeres.

“La libertad de expresión y de creencias llegan a su fin en Escocia si la descripción precisa del sexo biológico se considera criminal”, expuso Rowling. “Actualmente, estoy fuera del país, pero si lo que he escrito aquí se considera un delito según los términos de la nueva ley, espero ser arrestada cuando regrese al lugar de nacimiento de la Ilustración escocesa“, manifestó desafiante.

Críticas a la ley

En otro fragmento de su extensa publicación escribió: “Al aprobar la ley escocesa sobre delitos de odio, los legisladores escoceses parecen haber otorgado mayor valor a los sentimientos de los hombres que llevan a cabo su idea de feminidad, aunque sea de manera misógina u oportunista, que a los derechos y libertades de las mujeres y niñas reales”.

Del mismo modo, aseguró que la nueva legislación está muy expuesta al abuso por parte de activistas que “desean silenciar a quienes hablamos sobre los peligros de eliminar los espacios diferenciados para mujeres y niñas”.

También fue muy crítica y señaló: “El sinsentido que se hace con los datos sobre delitos si las agresiones violentas y sexuales cometidas por hombres se registran como crímenes femeninos, la grotesca injusticia de permitir que los hombres compitan en deportes femeninos, la injusticia de que los trabajos, honores y oportunidades de las mujeres sean ocupados por hombres identificados como trans, y la realidad y la inmutabilidad del sexo biológico”.

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *