Spread the love

Luego de la revisión de los videos de las cámaras de seguridad, el peritaje del lugar y declaraciones del personal del restaurante, la policía realizó un allanamiento en la casa de Kavonn Ingram, uno de sus compañeros de trabajo, y en dicho lugar se encontró un arma cargada y manchas de sangre en su morral.

Un hombre de 55 años, identificado como Alex Stengel, residente en la ciudad de Milwaukee, en los Estados Unidos (EEUU), fue asesinado por un compañero de trabajo luego de contarle que había recibido una herencia.

Lo que pareció una simple información común se convirtió posiblemente en la causa principal de su deceso. Stengel, jamás pensó que lo que contó en una pizzería sería su sentencia de muerte, refiere msn.com.

Kavonn Ingram

Luego de la revisión de los videos de las cámaras de seguridad, el peritaje del lugar y declaraciones del personal del restaurante, la policía realizó un allanamiento en la casa de Kavonn Ingram, uno de sus compañeros de trabajo, y en dicho lugar se encontró un arma cargada y manchas de sangre en su morral.

El cuerpo de Stengel fue descubierto dos días después de que se lo vio por última vez. El cadáver estaba en un bote de basura atrás del local. Por esta razón, las autoridades apuntaron contra Ingram como principal sospechoso del crimen.

Kavonn Ingram podría sufrir una sentencia de cadena perpetua por los cuatro cargos en su contra: homicidio intencional en primer grado con uso de arma peligrosa, ocultar un cadáver como partícipe de un delito, robo a mano armada y posesión de arma de fuego por un delincuente

Por Redacción Cuaima Team

Redacción CuaimaTeam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *